Les tengo malas noticias: Agüeybaná era de Ponce

Updated: Feb 10


Ponce es Ponce y lo demás es parking. No sé si eso quiere decir que en Ponce no se consigue parking o si es que los estacionamientos en Ponce no son parte del municipio. Lo que sí sé es que a los ponceños les encanta decirlo. Y ahora pa’ colmo, los que vivimos en ese parking metafórico que solo existe en las afueras de la Perla del Sur, tenemos que aceptar que Agüeybaná era de allí. Está brutal en verdad.


Siempre se ha dado por cierto que Agüeybaná era de Guaynía y que Guaynía era el nombre taíno para Guánica. Pues no, el cacique de Guánica era un tío de Agüeybaná, llamado don Luis (su nombre taíno al parecer no sobrevivió en los documentos españoles). Esta noción errónea la popularizó Cayetano Coll y Toste en sus Leyendas Puertorriqueñas. Resulta que eran eso, leyendas; no era cierto. Hasta el nombre de Guaynía parece que fue un invento suyo.


Agüeybaná, el Bravo.

Ok, antes debo aclarar. Hubo dos Agueybaná. Primero estuvo el que llaman El Viejo, que intentó establecer una relación pacífica con los españoles. Eso, claramente, no funcionó. Y cuando él murió, lo sucedió su hermano, El Bravo, que llevó la guerra contra los colonos españoles. Pero esa historia se las contaré otro día. El punto es que los dos Agüeybaná fueron ponceños.


Ponce era uno de los mejores lugares para vivir si eras un taíno. Allí se ha encontrado la mayor concentración de artefactos taínos de alta calidad artesanal. Era, además, una de las áreas más fértiles y ricas en recursos naturales en toda la isla. También es el lugar donde se han encontrado los poblados indígenas más antiguos en Puerto Rico. Así que fue el primer lugar de la isla en ser poblado. Allí, de seguro, vivían los taínos más comemierdas. Para ellos, de seguro, los taínos en el resto de la isla eran un chorro de jíbaros. Por si acaso, jiba es una palabra taína que significa bosque. Jíbaro signfica hombre del bosque.


Vamos a brincar ahora a la llegada de los españoles. Todos sabemos que Juan Ponce de León fue el encargado de colonizar a Borikén. Lo que no necesariamente sabemos es que el encargo no fue para él solo. A Ponce de León le tocaba colonizar parte de la isla. La otra parte le tocaba a Cristóbal de Sotomayor, quien murió temprano en la conquista. Su villa cerca del río Guaorabo (por el área hoy conocida como Añasco) fue quemada por los taínos.

Antes de moverse a Añasco, la Villa de Sotomayor se estableció en Guánica y se llamó Villa Távora. Sotomayor tuvo que mover la villa eventualmente ya que el área era muy inhóspita para vivir. No tiene sentido que los Agüeybaná, los caciques más poderosos en todo el Caribe para aquel entonces, vivieran en un lugar tan difícil y mucho menos que le cedieran sus propias tierras a un inmigrante recién llegado. Ellos no eran bobos. Básicamente le dijeron a Sotomayor:

— Quédense allí y no jodan más.


Hoy día sabemos que no fue así. Porque bastante que jodieron los españoles. Pero esa fue la intención de los taínos. Ah, y otra cosa, Cayetano Coll y Toste también metió las patas con su leyenda de la Villa de Sotomayor, al ubicarla en Guánica para el tiempo de la quema, a pesar de que ya se había mudado a Añasco para ese entonces.


Pues bien, de regreso a Ponce. Los taínos no le llamaban así, obvio. Ponce se llamaba Cayabo. Y no era solo Ponce, era todo el terreno entre Yauco y Salinas. En Yauco estaba el cacique Yauco y en Salinas, el cacique Abey. Conocemos todos los caciques en el resto de las tierras alrededor del sur de la isla. Donde único no tenemos nombre de caciques es en ese espacio de terreno que hoy lo componen los pueblos de Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Juana Díaz, parte de Villalba, Santa Isabel y parte de Coamo.

Ahora, cuando Ponce de León y sus hombres primero arribaron en las tierras de Agüeybaná, luego de meses de correspondencia, intentando conseguir autorización para reunirse con el rey taíno, lo primero que se realizó fue el ritual del guaitiao. Mediante este ritual, las personas envueltas se convertían en hermanos simbólicos y cada uno tomaba el nombre del otro. Agüeybaná, El Viejo tomó el nombre de Ponce y viceversa. De ahí viene el nombre al pueblo de Ponce, de ese ritual al inicio de la colonización. De ahí también es que su tío, el cacique de Guánica, se llamó don Luis. Él llevó a cabo la ceremonia del guaitiao con alguien que se llamaba Luis, presuntamente.


Existe evidencia también de que el Cayabo era en Ponce. No todo es inferencia y lógica. Hay documentos y correspondencia entre los colonos y la corona española que confirman este dato. Cuando hablan del Cayabo, o del lugar de Agüeybaná, hacen referencias a lugares de esa zona, como puntos geográficos, nombres de ríos, menciones de Caja de Muerto (que en algún momento le llamaron Angulo, así, sin acento, en otro momento Utizes), etc. Hacen referencia a lugares próximos al Cayabo como el sitio de Coamo, las tierras de Guayama y las Salinas de Abey. Además, por un tiempo antes de que Ponce fuera un pueblo, fue un hato ganadero llamado El Cayabo. Entonces hay que aceptarlo, Agüeybaná es de Ponce. El Cayabo, era el Cayabo, y lo demás era jiba.

Para más contenido como este, síguenos en Facebook (https://www.facebook.com/elcayito), y en Instagram @el_cayito .

Referencias:


Badillo, Jalil Sued. Agüeybaná El Bravo: La recuperación De Un símbolo. Ed. Puerto, 2008.


Toste, Cayetano Coll y. Leyendas puertorriqueñas. Verón, 2015.

0 views

Cuentos fantásticos en la

isla de San Juan Bautista

¡A la venta ya!

Subscríbase a nuestro boletín:

Andrés Sanfeliú Cruz - info@elcayito.com - San Juan, PR - diseñado por Sanfeliú Design (2019)